El Chilam Balam y el 2012


Por el año de 1993 llegó a mis manos un libro llamado Las Profecías Mayas, de Maurice Cotterell, un ingeniero y científico que encontró en 1989 la forma de calcular la duración de las reversiones magnéticas a largo plazo en el Sol.

Utilizando este conocimiento, afirma que puede decodificar secretos de las antiguas civilizaciones que veneraban al Sol. Entre ellos, los mayas de Centroamérica, Tutankhamun en Egipto, los Viracochas de Sudamérica, los guerreros de Terracota de China y los Celtas en Europa. Cotterell creía que los mayas no utilizaban un sistema vigesimal, que el número 1,872,000 no reflejaba el final del ciclo maya, que el Sistema Solar no se alinearía directamente con el centro de la Vía Láctea el 21 de diciembre del 2012. Sus teorías no dejan de causar escepticismo. Sin embargo, hay quienes sí afirman que dicha fecha es sencillamente el fin del mundo. Otros piensan que es un ciclo que termina para empezar otro de transformación hacia la espiritualidad, y otros creen que la fecha no es la correcta.

Para disipar mis dudas, en el 2003 decidí estudiar más a fondo las Profecías Mayas del Chilam Balam y otros libros relacionados. De una forma u otra, el 2012 está a la vuelta de la esquina, y si me preguntan qué diría yo sobre dicha fecha, recalcaría que es un período de transformación hacia la espiritualidad, y que los cambios no ocurrirán de la noche a la mañana. Aunque el despertar de la conciencia ha empezado, el daño que le hemos hecho al planeta en el pasado es lo que hoy ha desatado el cambio climático. Vemos hoy muchas más sequías, inundaciones, erupciones volcánicas, derretimiento de los polos, tormentas y huracanes que vienen con mayor fuerza e intensidad. Los científicos de hoy corroboran que para el 2012, el Polo Norte estará convertido en un océano abierto en los meses de verano y que estos fenómenos han sido ocasionados por los propios seres humanos. Hoy, despiertan del letargo para que sus empresas sean menos contaminantes y más verdes.

Para mí, los mayas nos advierten de que estaremos entrando a un período crítico que ellos pudieron haber calculado de acuerdo a sus estudios astronómicos y matemáticos. Al final de la Cumbre Mundial de Clima de Naciones Unidas, celebrada en Cancún en el 2010 (COP 16), me admiré de ver a 193 países alineándose en búsqueda de solventar el problema del cambio climático. ¿Podría esta alineación ser parte de la transformación sugerida por los mayas?

Vemos cómo las profecías mayas se están cumpliendo y no simplemente por el designio de los dioses, sino por las acciones nefastas que nosotros los humanos tomamos de manera irresponsable. Pero hemos de darle crédito a los mayas, que como grandes científicos, astrónomos y matemáticos, algo nos tenían que advertir sobre nuestro presente, y eso es, que hagamos algo pronto.

Referencia: http://www.prensalibre.com/opinion/Chilam-Balam_0_493750672.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s