La comprensión del origen


 Ningún nombre puede definir lo eterno.
En su origen, el Universo carecía de nombres,
mas cuando aparecieron los nombres,
se nos hicieron visibles todas sus partes.
La vacuidad es la esencia interna del Universo,
la plenitud es su manifestación externa.
Desde un estado de vacío interior
podemos contemplar el gran misterio de la diversidad.
Lo invisible más allá de lo visible
es la puerta del misterio,
la puerta de la esencia y de la existencia.Tao Te Ching al alcance de todos.

Todas las tradiciones sagradas han tratado de penetrar en el Misterio, han intentado nombrarlo para comprenderlo, para adentrarse en sus secretos. Pero los sabios de todos los tiempos han descubierto la inutilidad del intento, pues cualquier nombre es mera aproximación y, una vez pronunciado, lo que se quería delimitar se esfuma…

Tao Te Ching al alcance de todos. Alfonso Colodrón

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s