Alquimistas Vitales


Cuando hablamos de convertir

el plomo en oro, hablamos de acceder

a la riqueza que es la capacidad de actuar.

Nuestro “plomo” es el ego pegado

a la creencia de sí mismo,

el ego que rehusa morir;

el “oro” que buscamos es

el ego entregado a la Consciencia,

piedra filosofal que permite la mutación.

Alcanzamos la inmortalidad

cuando perdemos el miedo a morir.

Marianne Costa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s