El cambio de conciencia en el nuevo ciclo.


El cambio de conciencia en el nuevo ciclo..

Hoy es el último día de un ciclo que ha venido caracterizado por el auge de lo material sobre el pensamiento transcendente. Sin embargo, desde hace años, los cambios se han ido extendiendo a todas las manifestaciones del conocimiento humano, incluso en aras de buscar mayores avances tecnológicos, pero sin bajar a la verdadera esencia del cambio: El despertar del ser humano como algo único, diferente de su “status” sociopasivo anterior y capaz de entender, ver, introspectar, interiorizar, madurar y generar su aprendizaje positivo, transdisciplinar y positivista ante una situación externa objetivamente caótica en apariencia.

Y en efecto es un triunfo de todos aquellos que pensaron que el 21 de Diciembre de 2012, sería recordado como el primer día de un nuevo ciclo de conocimiento superior, frente a todos aquellos que se empeñaban en considerarlo como una fecha para el miedo, la discordia y la negatividad.

El trabajo más visible de aquellos que han aprendido a conectare con su interior y desde esa conexión, comunicarse con el espíritu, se cuenta ya por centenares de millones de seres, algo que sin duda supera las expectativas de aquellos que pensaban que el ser humano permanecería dormido eternamente. Y es precisamente en esa conexión donde alcanzan la comunicación silenciosa y amorosa con el resto de los seres del entorno, la naturaleza y el Universo, no como un caos sino como una armonía de inigualable belleza.

Aquellos que han apostado por disipar los mecanismos del miedo, la ira y el odio, y en su lugar decidieron sembrar el amor, la paz y la concordia, han comprendido que el esfuerzo está mereciendo la pena, ya que por primera vez en la historia de este planeta, el ser humano ha tomado conciencia de que no puede ceder su poder a cualesquiera plutocracias u oligarquías que intercambian la “falsa” moneda de la comodidad a cambio de la libertad.

Son todos ellos los que hoy celebran el nuevo ciclo sabiendo que en los próximos años veremos una consolidación del reconocimiento de los Derechos Humanos, de modelos éticos como Islandia, pero incluso veremos compromisos de científicos éticos que prefieren investigar y desarrollar sus competencias fuera de las Instituciones que antaño les amparaban, cuando estas decidieron darle la espalda a la ciencia y poner sus publicaciones al servicio de los oligarcas corporativos.

Cuestiones emergentes y disciplinas emergentes como la Responsabilidad Social Corporativa y El Derecho Científico, han surgido precisamente para poner fin a esta situación del Paradigma anterior, y poco a poco se van abriendo camino de forma exponencial, hasta el punto que calan hondo en aquellos que ya despertaron del letargo y que han decidido dedicar sus vidas al Voluntariado, a la Difusión del Nuevo Paradigma en el mismísimo seno de las Instituciones del antiguo régimen.

Nunca olvidemos que las Instituciones están formadas por personas, y que dentro de ellas, son estas las que duermen, despiertan, hacen y deshacen. La distribución de las masas críticas de ese despertar colectivo en el seno de las instituciones es cada vez más manifiesta y es por ello precisamente por lo que hoy vivimos ese estado de aparente “conflicto” entre lo antiguo y lo nuevo. El tránsito de la Gestión de la Escasez a la Gestión de la Abundancia, requiere que aquellos pocos que retienen todas las piezas del sistema, no les quede más remedio que reconocer que sólo desde la solidaridad podrá avanzarse en los días venideros.

Hay dormidos y despiertos, y el proceso se integra en la capacidad de los que estando despiertos consigan ayudar a despertar a los que siguen dormidos, y aquellos que estando despiertos, trabajan para que los dormidos sigan en su letargo.  Pero no nos engañemos,   Tan despiertos están los que descubrieron su conexión consciente y decidieron contárselo y compartirlo con los demás, como aquellos que igualmente decidieron que ese descubrimiento era mejor alejarlo del público para poder perseverar con la gestión escasa y así luchar activamente por mantener el “status quo”. Todo ese transito es como el término de un embarazo cuando comienza el momento del “parto” tras el correspondiente período de gestación.

Ese debate forma parte de esa dualidad en la que en un determinado punto, la inflexión de un cambio de ciclo, hace que exista una masa crítica que comience a tener la sensibilidad necesaria para conseguir la concordia, la paz y el devenir de la consagración de los Derechos Humanos por fin en nuestro planeta Azul, pues sin ellos carece de sentido hablar de Abundancia.  En este escenario, por vez primera asistiremos a la era en la que nuestros hijos y nietos, serán conscientes de su conexión y serán los responsables de extender la Abundancia por la faz de la Tierra.

Por tanto, este nuevo ciclo se inicia con el renacer de un escenario en el que el Nuevo tiempo marca el día primero del mes primero del año uno del momento en el que comenzó el cambio hacia la Gestión de la Abundancia (01-01-00001).

Fuente: StarViewerTeam International 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s