socrates

II. Métodos de la Filosofía


Una aproximación a los métodos que emplea la filosofía a lo largo de la historia para alcanzar el conocimiento. Métodos discursivo e intuitivo. Método Discursivo. La Mayeútica (Sócrates), la Dialéctica (Platón), la Lógica (Aristóteles), la Disputa (Edad Media). Método Intuitivo. Intuición. Intuición sensible y espiritual. Intuición espiritual de carácter real. Intuición intelectual, emotiva y volitiva. La duda metódica de Descartes. El método dialéctico hegeliano. El método materialista dialéctico. El método del análisis filosófico.


Método Discursivo

Es un método indirecto. Pasea por alrededor del objeto. Por medio del discurso, del discurrir o razonar, se obtiene un conocimiento mediato, al cabo de ciertas operaciones sucesivas.

La Mayéutica (Sócrates): “alumbramiento del saber“. Siglo IV a.C. Atenas. Método de preguntar. Interrogar incesantemente a los interlocutores sobre un tema determinado tratando de encontrar el concepto más adecuado.

El método tiene dos etapas:
(1) La ironía, que consistía en convencer al interlocutor de que ignoraba el tema que creía dominar
(2) La mayéutica propiamente dicha, que era extraer del espíritu del interrogado una serie de ideas sobre el tema en cuestión. A medida que avanza el análisis del asunto en cuestión van surgiendo nuevas ideas, cada vez más rigurosas.

La Dialéctica (Platón):  Platón, discípulo de Sócrates, siguió el método de su maestro, pero le dio mayor vigor y lo perfeccionó. Contraposición de una opinión y la crítica de ella. Las ideas van depurándose hasta llegar a una aproximación, la mayor posible, nunca a la coincidencia absoluta con la idea, porque ésta es trascendental.

El diálogo platónico tiene dos fases:
(1) La intuición de la idea.  «theorein» (teoría).  Apenas se produce un problema, se busca una solución. Esta respuesta puede o no ser aceptada, pero no interesa tanto, lo que interesa es que se tiene ya un punto de partida.
(2) La crítica de la idea. Consiste en el examen riguroso de la tesis o de la teoría sentada para resolver el problema del debate.
Entonces, una vez sentada la primera tesis, ésta es sometida a una crítica implacable, llegando así a un resultado nuevo, el cual sometido también a crítica, y así sucesivamente, llega a una conclusión que ya no puede ser reajustada.
A lo largo de este proceso se advierte el empleo de numerosos procedimientos lógicos. Así, se utiliza la definición, el concepto fundamental de algo; la división, para distinguir una cosa de otra; la hipótesis, que presenta teorías probables; la demostración, que intenta probar la hipótesis. La deducción (ir de lo general a lo particular) y la inducción (ir de lo particular a lo general).
El fundamento del método dialéctico se encuentra en el mito de la reminiscencia, de acuerdo al cual se trata de recordar los conocimientos perfectos que teníamos de las ideas perfectas cuando habitábamos en el topus uranos.

Mito de la Reminiscencia: El mundo en que vivimos es el reflejo pálido del mundo en que no vivimos y que es el habitáculo de la verdad absoluta. Mundo de las ideas. Esencias eternas, inmóviles y puramente inteligibles. La verdad es trascendente a las cosas. La idea es trascendente al objeto que vemos y tocamos.

La Lógica (Aristóteles): Aplicación de las leyes del pensamiento racional. Aristóteles fijó su atención en el movimiento que atraviesa la razón para pasar de una afirmación a otra y se esforzó por descubrir las leyes que la rigen. Como producto de ello, estructuró la Lógica, que es la disciplina que trata de las leyes del razonamiento.  Teoría de la inferencia. Intuición Racional. Deducción.
Silogismo. Una proposición que sale de otra proposición. Sirve como prueba de las afirmaciones. Así, se tiene:
Todos los hombres son mortales (Premisa mayor)
Sócrates es hombre (Premisa menor)
Sócrates es mortal (Conclusión)

La Disputa (Edad Media – Los Escolásticos – Santo Tomás de Aquino): Contraposición de opiniones divergentes. Método del “Sic et non” (del sí y el no), o del pro y el contra. Este método es una especie de conjunción entre el método dialéctico de Platón (la controversia entre dos posiciones) y la lógica de Aristóteles (mediante el silogismo).

Tiene dos partes:
(1) La disputa. Consiste en recopilar todos los argumentos existentes a favor y en contra de una tesis dada. Se las coloca en dos columnas “como dos ejércitos en batalla” y se enfrentan unos con otros quedando solamente los que hayan resistido.
(2) La prueba. Consiste en someter los argumentos que han quedado en pie al análisis y al razonamiento, incluyendo la prueba del silogismo. Si resisten a la prueba son considerados la prueba verdadera.

Método Intuitivo

La-intuituición-como-método-de-la-FilosofíaIntuición. «intuir» «ver». Intuición, visión, contemplación. Conocimiento inmediato. Va directamente al objeto. Se contrapone al conocimiento discursivo. Es un acto único del espíritu que en forma inmediata contempla y aprehende al objeto con una visión del alma.

Intuición sensible (percepción) inmediata, directa entre mí y el objeto.  Es un método de conocimiento que utiliza los sentidos. Con la intuición sensible podemos conocer la verdad de proposiciones singulares o particulares. No es posible comprobar la verdad mediante la intuición sensible, de una proposición universal, pues esta se limita al aquí y ahora (espacio – tiempo).

Intuición espiritual (Intuición Formal)  Relaciones de diferencia de los objetos de carácter formal, que por lógica y según el principio de contradicción una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo. Su objeto no es objeto sensible. La proposición la descubrimos de modo inmediato (sin apoyo de los sentidos) por medio del espíritu (ser inmaterial y dotado de razón). Cuando yo digo que el colo rojo es distinto del color azul, esta diferencia entre el rojo y el azul la veo con los ojos del espíritu mediante una visión directa e inmediata.

MOORE, G. E.«Se ha pensado con frecuencia que no se puede saber que una proposición es verdadera o no, a no ser que se deduzca de otra proposición o de otro conjunto de proposiciones ya conocidas como verdaderas. Ahora bien, es fácil ver que, de ser esta opinión cierta, nadie ha podido saber nunca que una proposición —cualquiera que fuera— es, en el más mínimo grado, probable. (…) nadie ha sabido nunca que una proposición es, ni siquiera, probablemente verdadera, a no ser que antes lo haya sabido de una serie infinita de proposiciones, y es rigurosamente seguro que nunca nadie ha sabido eso con respecto a una serie realmente infinita de proposiciones… Por consiguiente, tenemos que ser capaces de saber que, por lo menos, una proposición es verdadera… sin conocer ninguna otra proposición de la cual aquélla se deduzca.»

MOORE, G. E. Algunos Problemas Fundamentales de la Filosofía.

Intuición espiritual de carácter real. Intuición intelectual, emotiva y volitiva. 

Según la actitud que predomine en el filósofo para verificarla, se pueden distinguir tres clases de intuición real: la actitud intelectual, la emotiva o la volitiva. Puede llegar a captar la esencia del objeto, su existencia y su consistencia. Cada una de ellas tiene su justificación en un lugar del conjunto del ser. El error consiste en querer aplicar uniformemente una sola de ellas a todos los planos y a todas las capas del ser.

La intuición intelectual: Conocimiento de la esencia, lo que el objeto es. Representantes: Platón (Antigüedad), Descartes (Moderno), Schelling y en Schopenhauer (Idealistas Alemanes). Ciencias (capas del ser, ser estático, el ser). Descripción de las esencias.

Intuición fenomenológica de Husserl. Utiliza la intuición intelectual fenomenológica, o sea la realidad como representación en el aqui y ahora.

La intuición emotiva: Actúan motivos de carácter emocional, no busca la esencia del objeto, no lo que el objeto es, sino el valor del objeto, lo que el objeto vale. Si el objeto es bueno o malo, agradable o desagradable, bello o feo, magnífico o mísero. Representantes: Plotino (Antigüedad), San Agustín (Edad Media). Espinoza (Moderno): «Nosotros sentimos y experimentamos que somos eternos».

Hume: la existencia del mundo exterior y la de nuestro propio yo no pueden ser objeto de intuición intelectual, ni de demostración racional. No se le puede demostrar a nadie que el mundo exterior existe, o que el yo existe. Lo que del mundo exterior tenemos no es más que un «belief», una creencia. Es un acto de fe nuestra creencia en el mundo exterior y en la realidad de nuestro yo.

Entre los filósofos contemporáneos, Bergson afirma que la intuición debe ser mística emotiva, no intelectual, porque la realidad fluye, es dinámica, cambia y nunca es igual a si misma y la intuición es viviente y se debe oponer al intelecto que intenta transformar lo que fluye en algo quieto. El aspecto real de la intuición es el movimiento, la continuidad, el fluir, el cambio que sólo por intuición se puede conocer. Por lo tanto, un filósofo no puede hacer definiciones porque una definición es algo inmóvil, fijo, estático.

Intuición volitiva:  Se refiere a la existencia, a la realidad existencial del objeto. Por medio de la intuición volitiva, desentraña, no lo que es, sino que es, que existe, que esta ahí, que es algo distinto a mí. La existencia del ser, se descubre del hombre mediante un tipo de intuición predominantemente volitiva. Representantes: Fichte. El yo voluntariamente se afirma (se crea) a sí mismo.

Dilthey considera al intelecto, al pensamiento y a la razón filosofías falsas e insuficientes. La realidad tiene que ser captada a través de una intuición existencial volitiva o sea percibirnos a nosotros mismos como seres que quieren, desean, apetecen; porque son los obstáculos a nuestros deseos los que le dan existencia a las cosas.

La duda metódica de Descartes

Descartes quiere partir de una verdad irrefutable, a partir de la cual pudieran derivarse las demás verdades.
Para llegar a ella parte se plantea la duda de todo el conocimiento posible llegando a la conclusión de que hay algo de lo que no puede dudar; de lo que no puede dudar es de que duda y esto se le presenta como algo evidente. Entonces la evidencia es el punto de partida de sus reglas del método que son las siguientes:
a) Evidencia, no aceptar nada como verdadero si es que no se presenta como evidente a la mente, es evidente lo que se presenta en forma clara y distinta.
b) Dividir el problema en tantas partes como fuera posible.
c) Ir de lo simple a lo complejo.
d) Enumerar lo más posible las diferentes divisiones que se han hecho del problema.

El método dialéctico hegeliano

Propone un método trifásico para llegar a la verdad. Está compuesto de tesis, antítesis y síntesis. La tesis es la afirmación de una idea, la antítesis es la negación de ella y la síntesis es la afirmación de rango superior.
El proceso dialéctico de Hegel es ascendente, va de lo inferior a lo superior
Al encontrarse la tesis y la antítesis, se cae en la cuenta de que una no sustituye a la otra, sino que necesitan complementarse, tendiendo a fundirse y proporcionando un nuevo concepto que es más rico y superior a ellos.
Ejemplo:
Tesis: Concebir un ideal elevado, pero utópico (adolescencia)
Antítesis: Juzgar la realidad inferior a lo que es (juventud)
Síntesis: concebir un ideal elevado, pero conforme a la realidad (madurez).

El método materialista dialéctico

Se basa en el concepto que propone de la filosofía como ciencia que estudia las leyes más generales del movimiento de la naturaleza, la sociedad y el pensamiento.
Esas leyes que explican el movimiento son:
a) Ley de unidad y lucha de contrarios. Todos los fenómenos de la realidad se encuentran compuestos de aspectos contrarios, pero que existen en unidad. Ej. lo bueno y lo malo, lo masculino y lo femenino, etc.
b) La ley del tránsito de los cambios cuantitativos en cualitativos. Los cambios cuantitativos de un objeto cuando sobrepasan un límite producen una nueva cualidad. Ej. La cualidad líquida del agua al recibir un cambio cuantitativo de temperatura produce la nueva cualidad gaseosa del agua.
c) Le ley de la negación de la negación. Consiste en la negación de un objeto posibilitando su desarrollo a través de una segunda negación, pero de nivel superior. Ej. la semilla es negada por la planta y la planta es negada por el fruto.

El método del análisis filosófico 

Es un método que trata de encontrar precisión en el razonamiento filosófico a través de la actividad clarificadora del lenguaje.
Tiene dos etapas
(1) Exposición. Su objetivo es mostrar los significados de las expresiones usadas por un grupo de hablantes y pensantes, es decir, el conjunto de reglas aceptadas para determinar los usos correctos e incorrectos del lenguaje.
(2) Sustitución. Reemplazar un concepto vago o ambiguo por otro concepto que esté libre de tales defectos.
Ej. El alma es la que produce nuestros pensamientos (exposición: el término alma es incorrecto) El cerebro es el que produce nuestros pensamientos (Sustitución de alma por cerebro).

Fuentes:
“Lecciones Preliminares de Filosofía”. Manuel García Morente.
https://sites.google.com/site/zudensachenselbstjavier
http://filosofiayderecho.blogia.com/
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s