No se pone fin a la enemistad con la enemistad, sino con la amistad.


“El enojo, la susceptibilidad enfermiza, la impotencia para vengarse, el placer y la sed de venganza, el mezclar venenos en cualquier sentido para personas extenuadas es ésta, sin ninguna duda, la forma más perjudicial de reaccionar: ella produce un rápido desgaste de energía nerviosa, un aumento enfermizo de secreciones nocivas, de bilis en el estómago, por ejemplo. El resentimiento constituye lo prohibido en sí para el enfermo: su mal, por desgracia también su tendencia más natural. Esto lo comprendió aquel gran fisiólogo que fue Buda. Su «religión», a la que sería mejor calificar de higiene, para no mezclarla con casos tan deplorables como es el cristianismo, hacía depender su eficacia de la victoria sobre el resentimiento: liberar el alma de él, primer paso para curarse. «No se pone fin a la enemistad con la enemistad, sino con la amistad»; esto se encuentra al comienzo de la enseñanza de Buda; así no habla la moral, así habla la fisiología. El resentimiento, nacido de la debilidad, a nadie resulta más perjudicial que al débil mismo. En otro caso, cuando se trata de una naturaleza rica, constituye un sentimiento superfluo, un sentimiento tal que dominarlo es casi la demostración de la riqueza.”

Pasaje de: Nietzsche, Friedrich. “Ecce homo.”

Anuncios

El creacionismo puede resultar cómico, pero es preocupante


La Ciencia y sus Demonios

creation

En algunos foros creacionistas se pueden leer cosas como esta:

El primer animal o amiba que salió de las aguas, ¿era macho o hembra?

Esto no sé que me produce si risa o tristeza. Bueno sí, risa. No, tristeza. Que no, que risa. Bueno, en realidad produce risa y tristeza a la vez. Produce la misma risa que la que puede ocasionar la ocurrencia de un niño que está empezando a conocer el mundo. Fruto de esa inocencia, los niños rompen con cualquier tratado de lógica, le dan la vuelta a todo y te plantean cuestiones de lo más divertidas. Un aspecto típico de los niños es su visión teleológica del mundo, según la cual todo existe con un fin. Así las montañas existen para que las escalemos o los árboles existen para darnos sombra. Pero lo que ya no resulta tan gracioso es que esta mentalidad propia de los…

Ver la entrada original 805 palabras más