El rostro de la verdad


“En ese rostro devastado por el odio hacia la filosofía he visto por primera vez el retrato del Anticristo, que no viene de la tribu de Judas, como afirman los que anuncian su llegada, ni de ningún país lejano. El Anticristo puede nacer de la misma piedad, del excesivo amor por Dios o por la verdad, así como el hereje nace del santo y el endemoniado del vidente. […] Tenía miedo del segundo libro de Aristóteles, porque tal vez éste enseñase realmente a deformar el rostro de toda verdad, para que no nos convirtiésemos en esclavos de nuestros fantasmas. Quizá la tarea del que ama a los hombres consista en lograr que éstos se rían de la verdad, lograr que la verdad ría, porque la única verdad consiste en aprender a liberarnos de la insana pasión[…]”

“Nunca he dudado de la verdad de los signos, Adso, son lo único que tiene el hombre para orientarse en el mundo. Lo que no comprendí fue la relación entre los signos.”

“El orden que imagina nuestra mente es como una red, o una escalera, que se construye para llegar hasta algo. Pero después hay que arrojar la escalera, porque se descubre que, aunque haya servido, carecía de sentido.”

Pasaje de: Eco, Umberto. “El Nombre de la Rosa.”

Notas sobre la risa en el libro “El Nombre de la Rosa”


“Te han mentido. El diablo no es el príncipe de la materia, el diablo es la arrogancia del espíritu, la fe sin sonrisa, la verdad jamás tocada por la duda. El diablo es sombrío porque sabe adonde va, y siempre va hacia el sitio del que procede.” 

«Apenas Dios rió, nacieron siete dioses que gobernaron el mundo; apenas se echó a reír, apareció la luz; con la segunda carcajada apareció el agua; y al séptimo día de su risa apareció el alma…»

el hombre es —de todos los animales— el único capaz de reír

Los padres habían dicho lo que había que saber sobre el poder del Verbo y bastó con que Boecio comentase al Filósofo (refiriéndose a Aristóteles) para que el misterio divino del Verbo se transformara en la parodia humana de las categorías y del silogismo. El libro del Génesis dice lo que hay que saber sobre la composición del cosmos, y bastó con que se redescubriesen los libros físicos del Filósofo para que el universo se reinterpretara en términos de materia sorda y viscosa, y para que el árabe Averroes estuviese a punto de convencer a todos de la eternidad del mundo. Sabíamos todo sobre los nombres divinos, y el dominico enterrado por Abbone, seducido por el Filósofo, los ha vuelto a enunciar siguiendo las orgullosas vías de la razón natural. De este modo, el cosmos, que para el Areopagita se manifestaba al que sabía elevar la mirada hacia la luminosa cascada de la causa primera ejemplar, se ha convertido en una reserva de indicios terrestres de los que se parte para elevarse hasta una causa eficiente abstracta. Antes mirábamos el cielo, otorgando sólo una mirada de disgusto al barro de la materia; ahora miramos la tierra, y sólo creemos en el cielo por el testimonio de la tierra. Cada palabra del Filósofo, por la que ya juran hasta los santos y los pontífices, ha trastocado la imagen del mundo. Pero aún no había llegado a trastocar la imagen de Dios. Si este libro (refiriéndose a segundo libro de Aristóteles, Poética) llegara… si hubiese llegado a ser objeto de pública interpretación, habríamos dado ese último paso.

“La risa es la debilidad, la corrupción, la insipidez de nuestra carne. Es la distracción del campesino, la licencia del borracho. (…) Pero de esta manera la risa sigue siendo algo inferior, amparo de los simples, misterio vaciado de sacralidad para la plebe. (…) Pero aquí, aquí…, aquí se invierte la función de la risa, se la eleva a arte, se le abren las puertas del mundo de los doctos, se la convierte en objeto de filosofía, y de pérfida teología (…) la iglesia puede soportar la herejía de los simples, que se condenan por sí solos, destruidos por su propia ignorancia. La inculta locura de Dulcino y de sus pares nunca podrá hacer tambalear el orden divino. Predicará la violencia y morirá por la violencia, no dejará huella alguna, se consumirá como se consume el carnaval, y no importa que durante la fiesta se haya producido en la tierra, y por breve tiempo, la epifanía del mundo al revés. Basta con que el gesto no se transforme en designio, con que esa lengua vulgar no encuentre una traducción latina. La risa libera al aldeano del miedo al diablo (…). Pero este libro podría enseñar que liberarse del miedo al diablo es un acto de sabiduría. Cuando ríe, mientras el vino gorgotea en su garganta, el aldeano se siente amo, porque ha invertido las relaciones de dominación: pero este libro podría enseñar a los doctos los artificios ingeniosos, y a partir de entonces ilustres, con los que legitimar esa inversión. Entonces se transformaría en operación del intelecto aquello que en el gesto impensado del aldeano aún, y afortunadamente, es operación del vientre. (…) La risa distrae, por unos instantes, al aldeano del miedo. Pero la ley se impone a través del miedo, cuyo verdadero nombre es temor de Dios. (…) Al aldeano que ríe, mientras ríe, no le importa morir, pero después, concluida su licencia, la liturgia vuelve a imponerle, según el designio divino, el miedo a la muerte. Y de este libro podría surgir la nueva y destructiva aspiración a destruir la muerte a través de la emancipación del miedo. (…) Y este libro, que presenta como milagrosa medicina a la comedia, a la sátira y al mimo, afirmando que pueden producir la purificación de las pasiones a través de la representación del defecto, del vicio, de la debilidad, induciría a los falsos sabios a tratar de redimir (diabólica inversión) lo alto a través de la aceptación de lo bajo. De este libro podría deducirse la idea de que el hombre puede querer en la tierra (como sugería tu Bacon a propósito de la magia natural) la abundancia del país de Jauja. Pero eso es lo que no debemos ni podremos tener. Mira cómo los monjecillos pierden toda vergüenza en esa parodia burlesca que es la Coena Cypríani. ¡Qué diabólica transfiguración de la escritura sagrada! Sin embargo, lo hacen sabiendo que está mal. Pero si algún día la palabra del Filósofo justificase los juegos marginales de la imaginación desordenada, ¡oh, entonces sí que lo que está en el margen saltaría al centro, y el centro desaparecería por completo! (…) Dijo un filósofo griego (que tu Aristóteles cita aquí, cómplice e inmunda auctoritas) que hay que valerse de la risa para desarmar la seriedad de los oponentes, y a la risa, en cambio, oponer la seriedad. La prudencia de nuestros padres ha guiado su elección: si la risa es la distracción de la plebe, la licencia de la plebe debe ser refrenada y humillada y atemorizada mediante la severidad. (…)

“No nos da miedo la blasfemia (..). No nos da miedo la violencia que mata a los pastores en nombre de alguna fantasía de renovación(…). No nos da miedo el rigor del donatista, la locura suicida del circuncelión, la lujuria del bogomilo, la orgullosa pureza del albigense, la necesidad de sangre del flagelante, el vértigo maléfico del hermano del libre espíritu: los conocemos a todos, y conocemos la raíz de sus pecados, que es la misma raíz de nuestra santidad. No nos dan miedo, y sobre todo sabemos cómo destruirlos, mejor, cómo dejar que se destruyan solos llevando perversamente hasta el cénit la voluntad de muerte que nace de los propios abismos de su nadir. Al contrario, yo diría que su presencia nos es imprescindible, se inscribe dentro del plan divino, porque su pecado estimula nuestra virtud, su blasfemia alienta nuestra alabanza, su penitencia desordenada modera nuestra tendencia al sacrificio, su impiedad da brillo a nuestra piedad, así como el príncipe de las tinieblas fue necesario, con su rebelión y su desesperanza, para que resplandeciera mejor la gloria de Dios, principio y fin de toda esperanza. Pero si algún día, y ya no como excepción plebeya, sino como ascesis del docto, confiada al testimonio indestructible de la escritura, el arte de la irrisión llegara a ser aceptable, y pareciera noble, y liberal, y ya no mecánica, si algún día alguien pudiese decir (y ser escuchado): Me río de la Encarnación… Entonces no tendríamos armas para detener la blasfemia, porque apelaría a las fuerzas oscuras de la materia corporal, las que se afirman en el pedo y en el eructo, ¡y entonces el eructo y el pedo se arrogarían el derecho que es privilegio del espíritu, el derecho de soplar donde quiere!”.

“Los simples no deben hablar. Este libro habría justificado la idea de que la lengua de los simples es portadora de algún saber. ”

Pasajes de: Eco, Umberto. “El Nombre de la Rosa.”

El Sistema Solar es cada vez más vulgar


Los avances científicos, con frecuencia, nos hacen conscientes de nuestra vulgaridad. Copérnico sacó a la Tierra del centro del universo, Darwin convirtió a los humanos en una especie animal más y, ahora, astrobiólogos y cazadores de exoplanetas intentan demostrar que también hay vida fuera de nuestra atmósfera. La configuración del Sistema Solar puede ser más frecuente de lo que se creía.

«Para saber si un sistema puede albergar vida hay que conocer si está a una distancia suficiente de la estrella para contener agua»


ROBERTO SANCHIS-OJEDA
Investigador del MIT

Leer artículo completo en: esmateria.com

Cómo produce el cerebro experiencias religiosas y místicas


La hiperactividad del sistema límbico hace posible la unión entre materia y espíritu.

Nuestro cerebro es capaz de producir experiencias espirituales, religiosas, numinosas, divinas, místicas o de trascendencia, gracias a una hiperactividad en el sistema límbico o cerebro emocional. Este hecho, revelado por la neuroespiritualidad, supondría la anulación de la antítesis clásica entre materia y espíritu. También sugiere que la espiritualidad sería una facultad cognitiva más de nuestra especie. Seguir leyendo Cómo produce el cerebro experiencias religiosas y místicas

Complejidad de la Inteligencia y la religiosidad


Un artículo en la web de divulgación científica Materia, titulado Cuanto más inteligentes, menos creyentes, afirma que un “exhaustivo repaso a los estudios publicados en el último siglo muestra una correlación negativa entre inteligencia y religiosidad“.

El mencionado artículo sugiere que los más inteligentes tienen tendencia a ser menos religiosos. Ahora, leyendo un artículo publicado por  en el blog “El Árbol de la Vida” en el que hace una crítica al artículo de la web científica, él sostiene que dicho estudio carece de validez por los argumentos en que se basa para afirmar dichas hipótesis. Seguir leyendo Complejidad de la Inteligencia y la religiosidad

Decir lo que sentimos, sentir lo que decimos


coherencia-seneca

La coherencia es tan valiosa como la verdad, ya que las contradicciones son falsas e implican proposiciones arbitrarias. Bien lo sabía Séneca al proponer que «sea ésta la regla de nuestra vida: decir lo que sentimos, sentir lo que decimos. En suma, que la palabra vaya de acuerdo con los hechos».

Escucha tu diálogo interior y observa tu lenguaje verbal y corporal (dialógo exterior), para ver si vives una vida coherente contigo, con tus valores, necesidades y aspiraciones.

Diez consejos fáciles para leer textos filosóficos


Los textos filosóficos traen consigo una gravedad típica. Leer a Aristóteles, a Kant o a Descartes no es fácil. Menos aún enfrentarse a Heidegger o a Hegel. El problema —quizás— es que nuestra comprensión se acostumbra a discursos más prácticos o técnicos y nos olvidamos que las formas teóricas del pensamiento son distintas. Y este tipo de reflexiones siguen siendo importantes. Sin ellas no podríamos dialogar sobre temas como la ecología, laresponsabilidad social, la tecnología o la empatía. No entenderíamos textos fundamentales de economíasociología o política. Tampoco podríamos leer algunos artículos en Le Monde,en The New Yorker o en El País. A continuación van mis sugerencias para enfrentarnos a un texto de filosofía: Seguir leyendo Diez consejos fáciles para leer textos filosóficos

V. Idealismo. Edad Moderna


EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO SE ANTEPONE AL METAFÍSICO

¿Cual es la capacidad del pensamiento humano para descubrir la verdad, el pensamiento humano puede o no puede descubrir la verdad, cuales son las características que debe tener un pensamiento para ser verdadero?

La actitud idealista coloca la base de todo razonar filosófico, sobre la intuición del yo, sobre la convicción de que los pensamientos nos son más inmediatamente conocidos que los objetos de los pensamientos. Seguir leyendo V. Idealismo. Edad Moderna

Experimentos físicos que podrían revolucionar el mundo como lo conocemos


El descubrimiento del bosón de Higgs puso fin a la época de la física de partículas contemporánea. Al no lograr desmentir el ‘modelo estándar’ ni completarlo, los físicos realizan más experimentos que podrían sacudir el mundo tal y como lo conocemos.

Seguir leyendo Experimentos físicos que podrían revolucionar el mundo como lo conocemos

En conexión con el Universo…

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

Kommon Blog

Free The Writers

Rubén Ardosain

¿Pocas palabras para explicar el todo?, no tengo ese genio.

Nadie Nos Entiende

La amistad, el amor y las consecuencias que uno vive al mezclar ambas palabras.

neurociencia neurocultura

Una fusión de saberes, la piedra rosetta entre la ciencia y las humanidades.

soy lo que soy

Mi mundo atravez de fotografías, arte y letras ~❤️~

Phrontisterion 2934

Beber del fluido y pensar el aporima, porque los filósofos también se columpian.

Antonio Esquivias

Desarrollando la educación emocional desde 1992

SINSUEÑO

todavía recuerdo cuando podía dormir

Orti-world

La otra cara de la moneda...

Nómadas.

Filosofía, Literatura, Religión.

El Buda Curioso

Blog sobre budismo, meditación, y otros

El Reflejo en la Ventana

Asómate a mirar

EL ÁRBOL DE LA VIDA

un blog de ciencia

LA HORA DE DESPERTAR

La Verdad os hará libres

enero11

Literatura para romper el tiempo.

existence!

Le site de Jean-Paul Galibert

Audacias

Sapere aude

GRUPOBUNGE

Filosofía y Ciencia