Archivo de la etiqueta: simbolos

Bandera de plegaria


Constituyen un símbolo característico de países como Tibet, Nepal y Buthan. Tienen su origen en el Bön, una de las tradiciones y creencias que existían (y todavía existen) en el Tibet antes de la llegada del budismo. Cuando el budismo llegó al Tibet, en el año 800 D.C. (era actual), adoptó las banderas del Bön e introdujo en ellas los mantras e iconografías que le eran propios.  El Budismo se introdujo por primera vez en el Tibet por Padmasambhava. Posteriormente, Atisha llegó para enseñarle Budismo al pueblo tibetano en 1040 D.C. trayendo con él el Estandarte de la Victoria indio y con ello las banderas de oración ganaron más popularidad. Las banderas tibetanas de oración son entonces, una síntesis de las banderas de los elementos de la religión Bon y el dharma del budismo indio.

Con la llegada del budismo, el hecho de colgar las banderas cambió ligeramente de propósito: se trataba ahora de situarlas en el punto más alto posible, donde fuesen rozadas por el viento, para que éste se purifique y lleve consigo las bendiciones y buenos deseos escritos en ellas. Cuando debido al agua o al paso del tiempo las banderas se desgastan, son cambiadas por otras para iniciar un nuevo ciclo. Este cambio, que normalmente se realiza el día del Año Nuevo Tibetano (a finales de febrero), simboliza también otro de los grandes pilares del budismo, según el cual todo es perecedero, pero al mismo tiempo, todo nace de nuevo.

Los cinco colores tradicionales representan las cinco familias de Buddha (Budas dhyani), los cinco elementos internos y los cinco 5 elementos externos (Espacio, agua, fuego, viento y tierra). Las 5 Familias de Buda, describen el camino a la iluminación mediante la pacificación de las cinco emociones oscuras (Skt. Kleshas), la rabia, el apego, la ignorancia, el orgullo y la envidia. Los cinco colores tradicionales son Azul-espacio, Blanco-agua, Rojo-fuego, Verde-aire-viento y Amarillo-tierra, y se ordenan de izquierda a derecha en un orden específico. Distintos elementos se encuentran asociados con diferentes colores en tradiciones especificas, propósitos y sadhana.

En el centro de una bandera de plegaria generalmente se encuentra un “Lung ta“, El Caballo de Viento, que simboliza la realización de trabajos positivos de una manera más satisfactoria e inmediata. Este lleva tres joyas llameantes en su lomo. El Ta es un símbolo de velocidad y de la transformación de la mala suerte en buena suerte. Las tres joyas llameantes simbolizan a Buda, el Dharma (enseñanzas budistas), y el Sangha (comunidad budista), los tres vértices de la tradición filosófica tibetana. El Caballo del Viento es el poder de la fuerza. Esto es sentirse libre de miedo. Con esta energía, todas las cosas emergen sin obstáculos. El “Caballo del Viento”, simboliza la fortuna y la suerte, y es el encargado de hacer que estas plegarias lleguen a quien lo necesita. Aquéllos que tienen una buena energía del viento tienen fortuna y suerte en la vida. A veces cuando un Lama le dice a usted que tiene la energía del viento muy baja, significa que usted enfrenta obstáculos.

Plasmados en cada una de las cuatro esquinas de la bandera, se encuentran los cuatro animales de poder,  garuda (pájaro), el dragón, tigre y el león blanco. Garuda es un ave que come serpientes y simboliza el espantar la voluntad o intenciones del mal. El dragón simboliza el alejamiento de diferentes amenazas del cielo como los rayos etc. El Tigre simboliza el éxito en cada paso de la vida, sin tropiezos. Los leones simbolizan a los seres que enfrentan con valor cada paso de la vida.

Rodeando el Lung ta se presentan distintas versiones de unos 400 mantras tradicionales (invocaciones rituales poderosas), cada uno dedicado a una deidad particular. Estos escritos incluyen mantras de tres de los grandes Bodhisattvas budistas: Padmasambhava (Gurú Rinpoche), Avalokiteśvara (Chenrezig, el bodhisattva de la compasión, y el patrono del pueblo tibetano), y Manjusri.

Los mantras impresos,  o taras (nombre sánscrito) significan en el causativo hacer atravesar, hacer alcanzar la otra orilla, en sentido propio como figurado, de ahí el sentido general de salvar, socorrer, liberar. Tara es por lo tanto: aquella que hace atravesar (el océano de las existencia) o también aquella que hace alcanzar (la otra orilla en la que cesan los estados condicionados de la existencia). En el caso de las 21 Taras, uno está invocando las bendiciones de Tara en todas sus expresiones o manifestaciones.

Nosotros podemos elevar la energía del viento mental y físicamente. Mentalmente, nosotros elevamos la energía del Caballo de viento a través del desarrollo de la compasión, la bondad amorosa y la sabiduría. Esto es lo más importante. Cuando usted tiene confianza en su mente e intrepidez, esto es energía del viento mental. Físicamente, nosotros elevamos esta energía respetando el ambiente, y protegiendo ambos elementos, los de fuera y dentro. Así, con una motivación pura, usted eleva la energía del viento.

Básicamente, el caballo de viento se relaciona con el karma. La raíz es causa del karma. Cualquier causa que nosotros creamos, significará la experimentación de un resultado.

Mani tibetano


Rueda Mani

También conocido como “Rueda de las plegarias“, es una rueda cilíndrica, construida de metal, madera, piedra, cuero, o algodón en bruto, que gira entorno a un eje central. Tradicionalmente, el mantra Om Mani Padme Hum se encuentra escrito en la superficie exterior de la rueda en sánscrito. También a veces posee dibujos de dakinis, protectores y muy a menudo los ocho símbolos auspiciosos Ashtamangala. El hacer girar la rueda tiene el mismo efecto meritorio que recitar las plegarias, un giro tiene un mérito equivalente al de leer la inscripción en voz alta, cuantas más veces el mantra Om Mani Padme Hum está escrito en la rueda, más poderosa es la rueda de plegaria (ya que será repetido más veces el mantra). A medida que el practicante gira la rueda, se focaliza en la mente repitiendo el mantra Om Mani Padme Hum. Es mejor girar la rueda a un ritmo suave, no demasiado rápido o frenéticamente.

Los beneficios atribuidos a la práctica de girar la rueda son vastos. No solo sabiduría, compasión y el despertar la iluminación (Budeidad) en el practicante, también permite el desarrollo de poderes espirituales (siddhis) como clarividencia, precognición, leer los pensamientos de otro, etc. Igualmente permite purificar los elementos negativos (karma negativo). El solo hecho de girar la rueda, también trae beneficios, incluso un insecto que cruza la sombra de la rueda se verá beneficiado. Thubten Zopa Rimpoche comenta que instalar una rueda de plegarias tiene la capacidad de transformar un lugar “…apacible, agradable y conducente a la mente”. El simple echo de tocar una rueda de plegaria se dice trae gran purificación al Karma negativo y oscurecimientos.

En el budismo existe una gran variedad de “Manis” para ayudar a que los practicantes se aproximen aún más a la iluminación. El practicante hace girar la rueda en sentido horario, en la dirección en que los mantras están escritos, la dirección del Sol cruzando el cielo.

Existen varios tipos de Ruedas de la Plegaria:

Rueda Mani

La rueda Mani, o la rueda de plegaria de mano, es un cuerpo cilíndrico montado sobre un mango de madera o metálico. El cilindro en ponderado con una cuerda o una cadena haciéndolo girar por suaves rotaciones de la muñeca haciendo girar el mantra que contiene.

Ruedas de agua

Este tipo de rueda de plegaria es simplemente una rueda de plegaria que es girada por la corriente del agua. El agua que es tocada por la rueda se dice que se convierte en bendecida, y leva poderes purificadores a las formas de vida en océanos y lagos que alimenta.

Rueda de fuego

Esta rueda es girada por el calo de una candela o por luz eléctrica. La luz emitida desde la rueda de plegaria entonces purifica los karmas negativos de los entes vivientes que toca.

Rueda de viento

Esta rueda es impulsada por el viento. El viento que toca la rueda de plegaria ayuda a aliviar el karma negativo de los que la tocan.

Ruedas de plegaria estacionarias

Muchos monasterios alrededor de Tibet tiene muchas ruedas de metal fijas puestas lado a lado en una fila. Los transeúntes pueden hacer girar la fila entera simplemente deslizando las manos sobre cada una de las ruedas.

 

Ruedas del dharma eléctricas

Prayer wheels samyeling dec 09.ogg
Ruedas del dharma eléctricas en Samye Ling en Escocia, 2009.

Algunas ruedas son alimentadas con motores a corriente eléctrica. “Thardo Khorlo”, como estas ruedas eléctricas son algunas veces conocidas, contienen miles de copias del mantra de Chenrezig y muchas copias de otros mantras. El Thardo Khorlo puede ser acompañado de luces y música si uno lo elige. De cualquier modo el Lama Zopa Rinpoche ha dicho, “El mérito de girar una rueda eléctrica va a la compañía de electricidad. Esto es por lo cual prefiero que los practicantes usen su propia ´energía correcta´ para hacer girar la rueda”

 

Ruedas de plegaria digitales

El Dalai Lama ha comentado que GIFs en sitios Web trabajan justo como otras ruedas de plegarias. A medida que la imagen GIF gira, ondas de compasión se emanan en todas direcciones al área circundante.

Algunos han sugerido que el giro del disco rígido (muchas miles de rotaciones por minuto) pueden actuar de forma similar a una rueda de plegaria salvando la imagen de Om mani padme hum u otro mantra en su máquina local.

 

Ruedas de plegaria operadas por Internet

Este tipo de rueda de plegaria es una rueda de plegaria estacionaria eléctrica que puede ser acribada por una interfaz Web. Antes de girar la rueda un deseo o un mantra puede ser entrado a la interfaz Web. Y vía una webcam el usuario puede ver la rueda girar

Fuentes: http://es.wikipedia.org/wiki/Rueda_de_plegaria

Ideograma de la Doble Felicidad



Esta compuesto por dos palabras, Shuan Hsi, que juntas forman el ideograma de la doble prosperidad y la doble felicidad. Es signo de longevidad, amor, felicidad y unión en lo que respecta a las relaciones de pareja. Debe colocarse en la habitación si deseas encontrar pareja o conservar con suprema felicidad la ya obtenida. Este año colócalo junto a “el pedestal dorado” para que tu riqueza se multiplique.

Ideograma Om


Por las creencias hinduistas, Om es la sílaba sagrada que dio origen a la creación. Su pronunciación como manta produce en el espacio una energía suprema vibraciones, que cambia la frecuencia del ambiente hacia positiva.

Representa la vibración primordial de todo el Universo. Es un concepto abstracto, pero análogamente a la teoría moderna del Big Bang o estallido primordial del Universo, “OM” es la vibración original de donde proviene toda la creación. En sí, “OM” es una vibración, cuya interpretación audible se traduce en “Om“. Es el mantra o sonido más poderoso de todos los mantras. Por medio de la meditación en “Om” se  alcanza el estado de liberación o “moksha“. Se utiliza como un poderoso sonido abstracto (sin objeto de representación) en la meditación. Por medio de la repetición mental de la sílaba “Om” la mente se va volviendo cada vez más firme y estable, sus olas se calman y se deja traslucir el fondo del océano de paz y felicidad infinita o “ananda“. Sus vibraciones brindan un flujo positivo de vibraciones que se sienten en todo el cuerpo, estimulando particularmente la glandula hipófisis. 

 

 

 

 

Ideograma Fu


ideograma fu

El ideograma chino Fu, es un símbolo sagrado de poder. Debe ser colocado cerca de la puerta de entrada del hogar o la oficina. Así el chi fluirá con armonía y eliminará las malas energías que estén circulando en el lugar. Cuando se pone boca abajo o de cabeza, hace alusión a la palabra “llegar” o “El Fu ha llegado”, las buenas energías y el bienestar “han llegado” al hogar.

Gatos de la suerte o Maneki – Neko (Lucky Cat)


Entre los chinos se conoce más como Zhaocai Mao, pero en el mundo, los japones lo han introducido como Maneki Neko, Maneki significa invitar o llamar a entrar, Neko significa gato.

Son figuras que atraen  la prosperidad (energía Yang). Se utilizan en comercios para atraer o llamar a los clientes. Deben ser colocados mirando en dirección a la entrada principal de cualquier negocio, cerca de la caja registradora. El movimiento de la pata del gato, no está en sí saludando, si no llamando.

El Gato de la Suerte, es un activador de energía Yang. Mediante el movimiento se activa y se “llama” a la prosperidad del negocio o comercio y a las oportunidades. Todo lo que se mueva llamando la atención, en cualquier negocio incrementará la energía activa o positiva. Si el movimiento se coloca en el lugar más visible, será más efectivo.

Todos los negocios prósperos tienen elementos de movimiento, tanto de los que atienden como de objetos en el local. Los negocios que no prosperan hasta el personal bosteza todo el día, trayendo pasividad y pobreza.

Atraer la suerte es una combinación de poder mental y la técnica correcta. Como que el gatito en su continuo movimiento dice ven, ven, ven. Si tu cada vez que veas al gatito mentalizas lo mismo, la energía universal entenderá y atraerá la suerte o para lo que lo predispongas.

Inclusive, este gato de la suerte puede atraer el amor, si tu has programado para que atraiga a una pareja. De la misma manera con nuevos proyectos, con el estado de ánimo y tantas cosas que puedes idear para tu provecho y prosperidad.

Cada vez que veas al gato mover su brazo, tu mentalizarás ven, ven, ven, dirigiendo la energía hacia lo que buscas.

Jarrón de la Prosperidad


Jarrón de la Prosperidad

Es uno de los 8 objetos sagrados del budismo. Simboliza un receptáculo de bendiciones de Buda. Son elaborados en porcelana, pintados e ilustrados con figuras sagradas. Es recomendable consagrarlos llenándolos con piedras semipreciosas, oro o joyas, porque simbolizan la prosperidad y la riqueza de la familia. Eran usados en los santuarios antiguos dentro del hogar.

Para hacer un jarrón de la riqueza y la prosperidad, consigue un jarrón de barro, porcelana o cristal con boca ancha, base ancha, cuello largo y estrecho. Esto simboliza que la riqueza fluye en su interior y no puede volver a salir, permaneciendo en la familia eternamente. Introduce en él:

– Piedras semipreciosas: cuarzos, lapislázuli, perlas, jaspes, ojo de tigre, topacios, aguamarinas, amatistas, citrinas y malaquitas.

– Tierra de la casa de un hombre rico. Pídela, no la hurtes. Si te es dada, traerá gran abundancia.

– Dinero envuelto en papel rojo.

– 9 monedas chinas enlazadas con cinta roja.

– 5 tipos de semillas o granos alimenticios: dátiles, sorgo, trigo, cebada, judías rojas, soja, etc.

– Colócalo en la coordenada noroeste de tu hogar.